Elvis Aron Presley se crío en medio del gospel, el blues  y el country. En el primer género incursiono acompañando a sus padres a la iglesia, donde escuchaba a los afrodescendientes cantar con pasión las alabanzas que llenaban cada rincón del templo, allí también empezó a cantar y a moverse en el escenario, el blues de raza y el country blanco también influyo en el joven Elvis.

Pero fue en 1954 cuando el rock llegó a su vida sin saberlo, Elvis grababa para el sello Sun Records, propiedad de Sam Phillips quien vio en el joven la oportunidad de seguir marcando la diferencia al sur de los Estados Unidos, sin embargo, aunque lo impresionaba su voz, creía que algo le faltaba cuando intentaron grabar unas maquetas de country.

El 4 de julio de ese mismo año, Phillips invitó al joven Presley a sus estudios, acompañado de Scotty Black y Bill Black, guitarrista y bajista respectivamente, que hacían parte de dos bandas sin éxito mayor. Mientras Elvis cantaba, Scotty y Bill lo acompañaban con sus instrumentos, así grababan blues, country y baladas, mientras el dueño de la disquera los observaba en cabina.

Ese día, cuenta la leyenda, en medio de un descanso entre algunas grabaciones, Elvis interpretó ‘That’s All Right’, un blues lento original de Arthur “Big Boy” Crudup. Scotty y Bill, acompañaron a Elvis, quien empezó a cantar despacio como la pieza original y a acelerar el ritmo, mientras se mueve en el estudio, cambiando por completo el ritmo de la versión de Crudup. Sam Phillips, quien seguía en cabina encontró lo que le faltaba al joven y futuro rey, tenía el éxito con Elvis, pues en su estudio se había grabado lo que muchos consideran la primera canción de rock and roll, además de que ésta se convirtió en un éxito local.

Pero en pleno 1954, aún desconocían el nombre de lo que había hecho Elvis en estudio, no era gospel, no era blues, ni mucho menos country u otra de las baladas que fascinaban al joven de 19 años. Sólo un año más tarde cuando Bill Halley y su banda, The Comets publicaron el sencillo ‘Rock Around The Clock’, supieron ponerle nombre al género al que pertenecía la canción de Elvis Presley, esa grabación era rock and roll.

Imagen: Bettman Corbis.

 

Compartir
"Es sólo rock and roll, pero es mucho para vos".